28 de julio de 2017

30 July: World day against trafficking in persons

  • Giornata Mondiale contro la Tratta di Persone
  • Jornada Mundial contra la Trata de Personas
  • Journée Mondiale de la Dignité des Victimes de la Traites d' êtres Humains

26 de julio de 2017

ENJUVI




Las Religiosas de Jesús-María  y jóvenes exalumnas de la ciudad de México participamos en el ENJUVI (Encuentro Juvenil Ignaciano) realizado en la Universidad Iberoamericana de León, del 23 al 25 de junio del presente 2017. Con las chicas realizamos un trabajo previo al Encuentro, oramos y reflexionamos sobre cómo cuidar nuestro Planeta, las fichas se basaron en la Encíclica Laudato Si del Papa Francisco.
Vivimos la Eucaristía de inicio, presidió Mons. Alfonso Cortés Contreras, Arzobispo de León, quien nos hizo una invitación para la vida, para poner en práctica todos los días: hacer silencio y escuchar, a Dios, a nosotras mismas y a los demás. Pudimos percibir una gran riqueza en cada una de las actividades de este Encuentro, primero por la diversidad y también por las búsquedas interiores y la espiritualidad compartida.
Otra invitación y reto es convertirnos en ser Revolucionarios de la ternura y poner todo de nuestra parte para que lo podamos llevar a la práctica y no se quede en una bonita frase. El padre Ismael Bárcenas (mejor conocido como “Mayo”), nos ayudó a clarificar cómo si es posible un cambio y nos motivó a vivirlo.
El padre Jorge Ochoa nos guio dentro de la oración a tener un pequeño encuentro entre nosotros y con Jesús, nos impulsó a acercarnos a otros y sin decir nada, poder comunicarnos, dejar hablar al corazón a través de la mirada.
Este Encuentro nos llevó a desear comprometernos más, a tener pequeños gestos de cuidado a nuestro medio ambiente y de igual manera, cuidar nuestros modos de relacionarnos con los demás, con todos los que nos rodean, familiares, amigos y desconocidos.
Fuimos aproximadamente 400 jóvenes, familias de las parroquias cercanas a la Universidad nos abrieron sus puertas, nos recibieron para hospedarnos por las noches en sus casas y nos compartieron sus alimentos, un gesto de generosidad que nutrió no sólo el cuerpo sino también nuestro espíritu.
Tuvimos el inmenso gusto de escuchar el concierto del padre Cristobal Fones, éste fue también momento de oración, un impulso para volver a nuestra vida cotidiana con mayor alegría y compromiso con quienes nos rodean y para seguir cuidando nuestra Casa común.
“En el panel Revolucionarios de la Ternura, fuimos testigos de las personas que están dispuestas a servir a la gente necesitada como Daniela Aguirre, abogada del Centro Prodh, que auxilia y defiende los derechos humanos de tantas personas y colectivos excluidos, en situación de vulnerabilidad o de pobreza para que se respete plenamente su dignidad humana con justicia; Santiago García, ex-voluntario jesuita en la frontera sur del país, experimentó la necesidad de acompañar y escuchar a los migrantes con misericordia, que en aras de buscar un mejor horizonte de vida, abandonan sus países huyendo de condiciones adversas y dejando con dolor a sus familias; la hermana Magdalena Silva, fundadora de la Casa de Acogida, Formación y Empoderamiento de la Mujer Indígena e Inmigrante (Cafemin), comprometida en el proyecto de la Congregación de las Hermanas Josefinas para facilitar el asilo y proteger con esmero a tantos migrantes que llegan a la capital del país siendo víctimas del crimen y la marginación y el P. Alejandro Guerrero, que nos relató los inicios de su vocación y el incremento de ésta al estar en la misión de Bachajón, en Chiapas, pues conviviendo con comunidades indígenas choles, tseltales y zoques, develó una ferviente entrega por trabajar al servicio de la reconciliación y la paz”. (Tomado de Raúl Mora: https://raulmorag.wordpress.com/2017/07/09/laudate-enjuvi-2017/)
Los deseos de los jóvenes a lo largo del Encuentro fueron consensados y expresados en la Declaratoria final del Encuentro:
“Decimos si a reconocernos vinculados profundamente con Dios, con nosotros mismos y con la Creación.
Decimos si al diálogo y a comunión con la vida.
Decimos si al compromiso de cuidar y proteger nuestra casa común, valorando la Madre tierra como un ser vivo y no como un objeto que se aprovecha y se descarta.
Decimos si a ser revolucionarios, no desde la violencia y sin hacernos víctimas, sino desde la ternura y la escucha de nuestros corazones, sabiendo que enfrentamos miedos, retos, incertidumbres e indiferencias.
Decimo si a la esperanza activa de un mejor mundo con nuestras acciones y testimonio.
Reconocemos que hemos sido parte de la dinámica de destrucción que el Papa Francisco denuncia en la Encíclica Laudato si, humildemente reconocemos que somos parte de la Creación y no dueños.
Nos sentimos invitados a la conversióny al cuidado de la Casa Común con un rostro joven que es protagonista de su propia historia, que reconoce la diversidad cultural y las diferentes realidades sociales.
Manifestamos la inmensa gratitud con Dios nuestro Padre que nos ha hecho partícipes de la creación y reconocemos la importancia de compartir con nuestros hermanos este mundo desde la justicia, el amor y la paz.
Tenemos la convicción de que la transformación de este mundo surge a partir de nuestro cambio de conciencia, alimentada desde la fraternidad y la ternura que nos ayuden a contemplar la creación desde una espiritualidad ecológica.
Al concluir este ENJUVI queremos sumarnos a quienes buscan la dignidad de las personas sin importar gobierno, estatus, preferencia sexual o religión. Aquellos que defienden la vida a pesar de exponer la suya.
Nos sentimos enviados a hacer la revolución de la ternura a través de la escucha, el diálogo de las ideas, a hacer y ser comunidad, a generar un mundo más humano y compasivo, a construir más puentes y ningún muro, a dejarnos y a contagiar a otros con nuestro ejemplo, soñamos con un mundo nuevo y afirmamos con esperanza que si se puede lograr un cambio realizado con nuestras manos que son al mismo tiempo, las manos de Dios”.

Las que asistimos tuvimos una reunión dentro del Encuentro, propusimos una actividad concreta a trabajar en los colegios, y principalmente, hacer conciencia  de que todas podemos hacer algo, empezar con aspectos pequeños, no podemos quedar como si nada pasara, es necesario empezar y poco a poco se fortalecerán los proyectos para seguir cuidando nuestro Planeta y también a las personas, especialmente a quienes más nos necesitan. Nuestro deseo es vivir más, más tolerancia, cuidado, solidaridad, paciencia, ayuda, y más amor.

Mariana Arteaga Estrada rjm

23 de julio de 2017

Jornada Mundial de los pobres - World Day of the Poor - Journée Mondiale des Pauvres


¿Cuándo? El 19 de noviembre de 2017 será la primera Jornada Mundial de los Pobres... Y el XXXIII Domingo del tiempo ordinario de cada año.

Con motivo del año de la Misericordia, 2016, el Papa Francisco celebró el jubileo de los pobres en la fiesta de Cristo Rey. Su deseo: "Al final del Jubileo de la Misericordia quise ofrecer a la Iglesia la Jornada Mundial de los Pobres, para que en todo el mundo las comunidades cristianas se conviertan cada vez más y mejor en signo concreto del amor de Cristo por los últimos y los más necesitados. Quisiera que, a las demás Jornadas mundiales establecidas por mis predecesores, que son ya una tradición en la vida de nuestras comunidades, se añada esta, que aporta un elemento delicadamente evangélico y que completa a todas en su conjunto, es decir, la predilección de Jesús por los pobres."

Objetivo: "Esta Jornada tiene como objetivo, en primer lugar, estimular a los creyentes para que reaccionen ante la cultura del descarte y del derroche, haciendo suya la cultura del encuentro. Al mismo tiempo, la invitación está dirigida a todos, independientemente de su confesión religiosa, para que se dispongan a compartir con los pobres a través de cualquier acción de solidaridad, como signo concreto de fraternidad. Dios creó el cielo y la tierra para todos; son los hombres, por desgracia, quienes han levantado fronteras, muros y vallas, traicionando el don original destinado a la humanidad sin exclusión alguna."
Somos invitados: "Invito a toda la Iglesia y a los hombres y mujeres de buena voluntad a mantener, en esta jornada, la mirada fija en quienes tienden sus manos clamando ayuda y pidiendo nuestra solidaridad. Son nuestros hermanos y hermanas, creados y amados por el Padre celestial."


When? 19 November 2017 will be the First World Day of the Poor - 33rd Sunday in Ordinary Time.

"At the conclusion of the Jubilee of Mercy, I wanted to offer the Church a World Day of the Poor, so that throughout the world Christian communities can become an ever greater sign of Christ’s charity for the least and those most in need.  To the World Days instituted by my Predecessors, which are already a tradition in the life of our communities, I wish to add this one, which adds to them an exquisitely evangelical fullness, that is, Jesus’ preferential love for the poor.
I invite the whole Church, and men and women of good will everywhere, to turn their gaze on this day to all those who stretch out their hands and plead for our help and solidarity.  They are our brothers and sisters, created and loved by the one Heavenly Father.  This Day is meant, above all, to encourage believers to react against a culture of discard and waste, and to embrace the culture of encounter.  At the same time, everyone, independent of religious affiliation, is invited to openness and sharing with the poor through concrete signs of solidarity and fraternity.  God created the heavens and the earth for all; yet sadly some have erected barriers, walls and fences, betraying the original gift meant for all humanity, with none excluded."


 Quand? Le 19 novembre 2017. Le 33ème Dimanche du Temps Ordinaire.

"Au terme du Jubilé de la Miséricorde, j’ai voulu offrir à l’Église la Journée Mondiale des Pauvres, afin que dans le monde entier les communautés chrétiennes deviennent toujours davantage et mieux signe concret de la charité du Christ pour les derniers et pour ceux qui sont le plus dans le besoin. Aux autres Journées mondiales instituées par mes Prédécesseurs, qui sont désormais une tradition dans la vie de nos communautés, je voudrais que s’ajoute celle-ci, qui apporte à leur ensemble un complément typiquement évangélique, c’est-à-dire la prédilection de Jésus pour les pauvres.
J’invite l’Église tout entière ainsi que les hommes et les femmes de bonne volonté à avoir le regard fixé, en cette journée, sur tous ceux qui tendent les mains en criant au secours et en sollicitant notre solidarité. Ce sont nos frères et sœurs, créés et aimés par l’unique Père céleste. Cette Journée entend stimuler, en premier lieu, les croyants afin qu’ils réagissent à la culture du rebut et du gaspillage, en faisant leur la culture de la rencontre. En même temps, l’invitation est adressée à tous, indépendamment de l’appartenance religieuse, afin qu’ils s’ouvrent au partage avec les pauvres, sous toutes les formes de solidarité, en signe concret de fraternité. Dieu a créé le ciel et la terre pour tous ; ce sont les hommes, malheureusement, qui ont créé les frontières, les murs et les clôtures, en trahissant le don originel destiné à l’humanité sans aucune exclusion."